Algar Editorial

El teatro en la infancia: cómo plantear obras de teatro para niños de Primaria

7 d'abril de 2020

El teatro es una de esas actividades, tanto de carácter extraescolar como a realizar en el aula, enormemente positiva para los alumnos, ya que combina diversión, con socialización y desarrollo de la inteligencia emocional.

Principales beneficios del teatro en niños

Organizar obras de teatro cortas en primaria es una actividad que los profesores y maestros podemos poner en práctica en el aula con la total garantía que va a tener una buena acogida entre los niños. Mediante estas obras los niños empiezan a descubrir el teatro y sus numerosas posibilidades como si se tratase de un divertido juego. Estos son sus principales beneficios:

  • Potencia la comunicación y expresión verbal del alumnado, mejorando el vocabulario, fluidez, claridad, dicción, etc.
  • Las obras de teatro para niños son muy efectivas para ensayar y desarrollar la expresión corporal y la comunicación no verbal en general.
  • Es una forma de potenciar la inteligencia emocional, con todas las ventajas que conlleva: les enseña a expresar y controlar los propios sentimientos, detectar el estado de ánimo de los compañeros, ponerse en la piel de otro, ser más empático, etc.
  • Ayuda a los niños a perder la vergüenza y desinhibirse.
  • Es muy beneficiosa para la psicomotricidad, ayudando tanto a corregir déficits como a potenciarla.
  • Es una actividad muy útil para aprender el valor y recompensa del trabajo continuado que suponen los ensayos.
  • Estimula la creatividad y la improvisación.
  • Es una de las actividades con la que más se aprende el valor del trabajo el equipo, potenciando el compañerismo y el esfuerzo colectivo por un objetivo común.
  • Si se seleccionan bien las obras a representar, el teatro puede servir también para aprender valores como: igualdad, respeto por la diversidad, tolerancia, comprensión solidaridad, etc.
  • Se refuerza el vínculo y la confianza entre profesorado y alumnado.
  • Aporta a los niños y niñas seguridad, confianza en sí mismos y motivación.
  • El teatro puede usarse de un modo transversal, sirviendo para reforzar todo tipo de conocimientos y asignaturas: lenguas propias y extranjeras, historia, sociales…
  • Es una actividad que sirve para generar inquietudes artísticas e intelectuales en los niños y niñas.

Los pedagogos y otros expertos en educación coinciden en que el teatro en primaria y otros estadios educativos es un complemento ideal en la formación. Algunos incluso la consideran del todo necesario para sacar a relucir y potenciar habilidades y competencias que, posteriormente, pueden tener una gran utilidad en el día a día y en el desarrollo personal.

¿Cómo elegir las obras de teatro más apropiadas para representar en clase?

Es evidente que el teatro en las aulas es una actividad completísima y sus ventajas abarcan un amplísimo espectro de habilidades: comunicativas, de psicomotricidad, emocionales. Pero para sacarle el máximo partido es importante que los profesores elijan adecuadamente las obras a trabajar en el aula.

Algunos tips o recomendaciones para acertar en la elección de la obra a dramatizar con los alumnos de primaria son:

  • Elegir obras con argumentos adaptados a la edad de los alumnos y que potencien valores positivos.
  • Los temas de la obras a representar deben caracterizarse por ser fácilmente comprensibles, atractivos, interesantes, dinámicos y divertidos.
  • Las obras de teatro más recomendables son las que tienen más personajes, para que así todos los alumnos puedan jugar a ser pequeños actores.
  • Procurar que no tengan monólogos excesivamente largos.
  • Deben ser sencillas de representar, sin necesidad de tener que cambiar de decorados ni precisar de objetos o algún tipo de infraestructura complicada.

Por otro lado, una vez terminada la actividad, es decir, después de los ensayos y la representación de la obra es importante que el profesor haga una autoevaluación para valorar qué se ha conseguido con esta actividad, si ha logrado potenciar las habilidades de los alumnos y cuáles concretamente. Para ello es conveniente hablar con los alumnos, se puede usar incluso algún cuestionario escrito como refuerzo. Son los pequeños los que nos tienen que dar su sincera opinión sobre la obra, qué les ha aportado y si cambiarían algo.

Este feedback entre profesores y alumnos es imprescindible para optimizar la actividad de teatro y decidir qué se puede hacer para mejorar aún más el proyecto: representar otra vez la misma obra, elegir otra, escribir entre todos el guión de una obra nueva o hacer adaptaciones sobre uno ya existente, etc.

XXX

¿Cuál es la estrategia correcta del teatro en el aula?

Es fundamental que la experiencia teatral sea divertida y que se creen sinergias positivas. No se trata, ni mucho menos, de convertirse en actores profesionales, sino de pasarlo bien todos juntos realizando una actividad estimulante y creativa. Ningún alumno debe sentirse presionado ni agobiado por la responsabilidad en esta actividad.

Un aspecto clave es conseguir que todos los alumnos y alumnas se sientan imprescindibles y al mismo nivel de importancia. Si un alumno se siente mal por no haber conseguido un papel protagonista corremos el riesgo de provocar el efecto contrario al que se persigue con esta actividad: podríamos generar rencillas entre compañeros e incluso bajar la autoestima entre los que tienen un papel mas secundario.

Para evitar esto, el papel del profesor es fundamental: debe convencer a los alumnos de que todos son importantes y, si es posible, optar por ir rotando los papeles para que los de mayor peso en el guión de la obra no recaigan siempre en los mismos niños o niñas.

Libros de Algar sobre el mundo del teatro

En el catálogo de editorial Algar disponemos de varios títulos sobre teatro: obras ideales para ser representados por niños y cuentos cuyo argumento gira en torno al mundo del teatro. Estas son nuestras tres recomendaciones para primaria:

  • Segismundo y compañía, de Fernando Lalana. Una divertidísima e ingeniosa historia sobre el teatro dentro del teatro.
  • Esto es Troya, de Francisco López Salamanca. Puesta día de la historia clásica de la antigua Troya en clave teatral.
  • Romeo y Julieta, de William Shakespeare. Versión adaptada de una de las obras teatrales más populares, conocidas e influyentes de la literatura.

 Aquí os dejamos dos más para trabajar el teatro en el aula de secudaria

  • Beca y Eva dicen que se quieren, de Juan Luis Mira. Una obra actual sobre dos adolescentes que para vivir su amor tienen que sobreponerse a su entorno donde la homosexualidad no está totalmente aceptada. 
  • El diario de Ana Frank, de Frances Goodrich y Albert Hackett. Una adaptación de la estremecedora historia de Ana Frank y sus escritos en su diario.

 

En definitiva, el teatro es una actividad muy recomendable para practicar con las alumnas y alumnos de primaria, así como de secundaria, porque potencia muchas actitudes favoreciendo el desarrollo de los niños a todos los niveles: psicomotor, emocional, cognitivo y social. Todo ello en un contexto dinámico donde prima el juego y la diversión.

También sos recomendamos este libro de Ignacio Aranguren para profundizar en esta temática, estos días que muchos tenemos algo más de tiempo libre en casa. 

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal