Algar Editorial

¿Es posible detectar la violencia de género en las aulas?

20 de noviembre de 2020

En este artículo veremos por qué es fundamental trabajar la coeducación en el aula para avanzar en términos de igualdad en nuestro sistema educativo, las señales de alarma que para identificar posibles situaciones de violencia de género en el aula y aquellas que nos ayudan a identificar a un posible alumno maltratador, además de una selección de lecturas para trabajar la violencia de género en secundaria.

¿Por qué es importante trabajar la coeducación en el aula?

Trabajar la coeducación en el aula es fundamental para avanzar en términos de igualdad en nuestro sistema educativo, pero también para construir unos cimientos fuertes para nuestra deseada sociedad igualitaria. Si educamos a nuestro alumnado en coeducación, será más sencillo lograr su implicación identificando posibles casos de violencia de género en el aula. Es más, la posible víctima también tendrá más herramientas para detectarlo y buscar ayuda.

Según la experta en coeducación e igualdad de oportunidades Sandra Molines, «la coeducación es la inclusión de la perspectiva de género en el ámbito educativo. Implica atender y analizar la socialización diferenciada que tienen niñas y niños desde el mismo momento del nacimiento». En la entrevista que publicamos en este mismo blog el pasado mes de junio, La coeducación. Patios vivos, patios coeducativos, la docente nos explicaba que la coeducación tiene por objetivo ofrecer igualdad de oportunidades atendiendo a las dificultades que, por cuestiones de género, tenemos las personas a lo largo de nuestra vida. Para ello, analiza el proceso de aprendizaje que tenemos las personas y las variables que afectan a estos procesos, por ejemplo: los modelos de referencia, el lenguaje que utilizamos, los estereotipos y arquetipos de los hombres y las mujeres en los medios de comunicación, la ocultación y el menosprecio históricos de las mujeres y de lo femenino, etc. «Con una mirada entrenada y cualificada en estos procesos de aprendizaje, es posible coeducar», afirmaba.

violencia-genero-aula-3

Cuando coeducamos, lograr la implicación de nuestro alumnado es más sencillo y, como avanzábamos al principio del artículo, la posible víctima también tendrá más herramientas si cuenta con una “mirada entrenada”. Trabajar la coeducación en el aula significa apostar por los valores que todos deseamos para nuestra sociedad de hoy y también para la de nuestros hijos. Justicia, paridad, igualdad de oportunidades, solidaridad o corresponsabilidad son solo algunos de ellos. Hemos dado grandes pasos hacia esa anhelada sociedad, pero todavía nos queda mucho camino por recorrer. Y, a nivel de nuestro sistema educativo actual, ocurre exactamente lo mismo. En este sentido, nos removieron muchísimo las palabras de Sandra Molines al decirnos que tenemos dos opciones: «Podemos pensar que el sistema educativo únicamente es un reflejo de la sociedad que tenemos y, por tanto, nos cruzarnos de brazos, o podemos proyectar la sociedad que nos gustaría tener y trabajar para conseguirla».

Si tú también te quedas con la segunda, ¡no dudes en seguir leyendo!

Señales de alarma para identificar posibles situaciones de violencia de género en el aula

violencia-genero-aula-1

Existen diferentes señales de alarma que nos ayudan a detectar si una alumna podría estar sufriendo maltrato. Si apreciamos cambios repentinos en su actitud y comportamiento ante el profesorado y sus compañeros/as, debemos de estar atentos. Algunos de los indicios que deberían hacer saltar las alarmas son:

- Irascibilidad, nerviosismo y cambios de humor inexplicables.
- Aislamiento de su grupo de amistades tanto en clase como en los recreos y fuera del aula.
- Abandono de actividades extraescolares y excursiones que se organizan desde el centro.
- Dependencia de la pareja o expareja a través del móvil o las redes sociales.
- Cambios en su forma de vestir o de arreglarse (por imposición).
- Disminución del rendimiento escolar: falta de concentración, ausencias injustificadas e incluso abandono.
- En coloquios o debates puede llegar a defender o justificar las desigualdades de género, los comportamientos machistas e incluso el maltrato con frases como “es su forma de ser” o “se preocupa por ella y la quiere mucho” y recurrir a la autoculpa.

Para detectar un posible caso de violencia de género en el aula observaremos si estos indicadores se repiten sistemáticamente en la alumna y nos serviremos de la información que nos pueda facilitar tanto ella como su círculo de amistades. Por supuesto, la discreción y la confidencialidad serán clave en todo el proceso para no generar el efecto contrario en la alumna y que rehúya nuestra ayuda.

Señales de alarma para identificar a un posible alumno maltratador 

violencia-genero-aula-2

Conocer los indicadores para identificar a la parte agresora es igual de importante. Así pues, a continuación, detallamos algunas de las señales que nos pueden ayudar a detectar que un alumno podría estar maltratando a su pareja o expareja:

- Si intenta controlar a su pareja reiteradamente: la forma de vestir, sus amistades, con quién se relaciona, si necesita saber qué está haciendo en cada momento y dónde, si la espera a la entrada y salida del centro y en los cambios de clase, si también la controla a través del móvil y las redes sociales…
- Si tiene una personalidad celosa, posesiva y agresiva.
- Si busca aislar a su víctima de su grupo de amistades y familia y se enfada si no lo consigue.
- Si tiene actitudes machistas y defiende la superioridad del hombre.
- Si culpa a su pareja o expareja de sus propios problemas y hace muestras públicas de su supuesta superioridad sobre ella, incluyendo comportamientos y comentarios humillantes.
- Si, además, tiene baja autoestima, inseguridades, complejos y cambios de humor injustificados.

Igual que en el caso anterior, es importante fijarnos si se trata de indicadores sistemáticos que se repiten en el supuesto alumno agresor, obtener información adicional y respetar la confidencialidad.

Lecturas ESO para trabajar la violencia de género

La lectura es una herramienta que nos puede ayudar muchísimo a identificar posibles situaciones de violencia de género en el aula. Puede ser el punto de partida para que nuestro alumnado reflexione sobre el tema, para abrir un debate e incluso proponer actividades prácticas con las que tu alumnado tome consciencia. Aquí os dejamos con algunos ejemplos de lecturas de secundaria para trabajar la violencia de género en clase


El infierno de Marta
Autor: Pasqual Alapont
Lectura recomendada para segundo ciclo de ESO
Descárgate aquí la propuesta didáctica y un fragmento del libro.

el infierno de marta

 

Soy Rosa, estoy muerta
Autora: Angélica Pérez Paredes
Lectura recomendada para segundo ciclo de ESO
Descárgate aquí la propuesta didáctica y un fragmento del libro.
soy rosa estoy muerta

 

Nora
Autora: Jessica Fortuny
Lectura recomendada para segundo ciclo de ESO
Descárgate aquí un fragmento del libro.
nora

 

La cara de la inocencia
Autor: José Cañas Torregrosa
Lectura recomendada para primer ciclo de ESO
Descárgate aquí la propuesta didáctica y un fragmento del libro.

la cara de la inocencia


Fuente: Guía de actuación contra la violencia de género en el ámbito educativo de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal