Algar Editorial

Marketing en el aula o cómo potenciar tus actividades

14 d'abril de 2020

Las clases y, en general, las actividades en el aula también se pueden “vender” a los alumnos, presentarlas como si fuese cualquier producto comercial y hacerlas atractivas y motivadoras. Se puede, incluso, fomentar las necesidades educativas de los alumnos y crear nuevas. Dicho de otro modo: existe el marketing en el aula. Todo es cuestión de diseñar una estrategia y aplicar las técnicas adecuadas.


Del marketing de Steve Jobs a la clase de primaria

En el blog sobre educación Con movimiento se desarrolla una estrategia muy interesante y motivadora para los docentes: se les enseña cómo preparar una clase siguiendo la filosofía, estrategias y técnica de marketing de la conocidísima y exitosa marca Apple.

La idea es que, como docente, no te conformes con crear unas actividades en el aula que se limiten a cumplir su función educativa, sino que seas capaz también de presentarlas de una manera atractiva, generando una buenas expectativas incluso antes de comenzar la clase.

La clave está en la contextualización

En el contexto del aula, la contextualización consiste en generar atracción e interés por realizar clases y actividades educativas y para ello el docente debe ser capaz de motivar al máximo a sus alumnos y lograr que tengan interés e ilusión por realizarlas y participar activamente.

La filosofía Apple se basa en crear productos de gran calidad y belleza a nivel estético con el fin de hacer vivir al cliente una experiencia inolvidable. Una concepto que también se puede trasladar a la educación tanto online como offline. Los recursos están al alcance de la mayoría de profesores:

  • Pizarras virtuales.
  • Tecnología audiovisual: vídeos en YouTube, presentaciones en PowerPoint y otros programas…
  • Esquemas interactivos.
  • Podcasts.


Cómo generar interés previo

Para generar un interés previo por un asignatura o actividad en el aula el profesor puede crear una narración (storytelling) sobre los ejercicios a realizar. Basta con empezar con una simple anécdota, mejor si es real, por ejemplo el pinchazo de la rueda de un coche para, a partir de ahí, que los alumnos vayan añadiendo opiniones, comentarios, propuestas… Es decir, una lluvia de ideas.

El docente puede aprovechar este punto de partida para enseñar diferentes conceptos: nociones de mecánica, fórmulas de física, funcionamiento de los servicios de ayuda en carretera… Lo ideal para conseguir una clase lo más amena posible es reforzarla con: fotos, vídeos, textos breves y actividades dinámicas que vayan en función de los intereses de la clase en general.

 

Tips para hacer la clase más motivadoras

Lograr impartir unas clases amenas, divertidas y atractivas en el aula tiene mucho que ver con la motivación del docente y también con: su aptitud pedagógica, dotes comunicativas, empatía e incluso simpatía

En todo proceso de enseñanza-aprendizaje en fundamental crear un feedback adecuado, un binomio que funcione en las dos direcciones. Tanto los maestros y los profesores como los alumnos tienen que estar motivados y con un suficiente nivel de implicación. Solo así se podrá lograr un buen equilibrio en el aula y se crearán sinergias positivas que posibilitarán un entorno y un ambiente propicio para mantener el interés de todos y la ilusión por enseñar y aprender.

En la actualidad, los maestros disponen de numerosos y variados recursos para convertir las clases en mucho más amenas, interesantes, enriquecedoras y provechosas para los alumnos. Además de, por supuesto, intensificar el uso de las nuevas tecnologías de internet, existen otras posibilidades:

  • Técnicas de aprendizaje significativo. La idea es que el alumno no se limite a memorizar conceptos, sino que indague, experimente, asocie conceptos y analice por sí mismo. Para ello se pueden usar en clase: experimentos en laboratorio, cuados sinópticos, mapas conceptuales, etc.
  • Juegos y actividades lúdicas. No hay nada más motivador que aprender jugando, lo que se puede conseguir con: juegos educativos de ordenador y de mesa y todo tipo de juegos con un componente didáctico o instructivo en el aula y le patio.
  • Usar libros, cuentos y material escrito. Los cuentos ilustrados los libros de lectura fácil adaptados a cada nivel de edad. También se pueden organizar actividades amenas en el aula de primaria con comics, diarios y revistas en papel.

Cómo te puede ayudar Algar a hacer marketing de tus clases

En Editorial Algar ponemos a tu disposición recursos para qué tus clases sean más atractivas para tus alumnos y lograr crear unas buenas expectativas previas. En definitiva, poner en marcha acciones de marketing que mejoren la predisposición de tus alumnos frente a las mismas.

Disponemos de actividades digitales para trabajar algunos cuentos de forma interactiva y también un programa de booktuber, donde todos los que quieran pueden enviarnos sus recomendaciones lectoras y las incorporaremos en nuestro canal de YouTube.

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal