Algar Editorial

Cómo evaluar las lecturas obligatorias sin examen

29 de septiembre de 2021

No cabe duda que la lectura gana peso en las aulas. Cada vez más docentes tienen como objetivo fomentar el placer por la lectura, que el alumnado disfrute y que conciba las lecturas obligatorias del curso como una actividad agradable y no como otro trámite tedioso para aprobar la materia.


En parte, el disgusto del alumnado radica en la manera de evaluar la lectura. Tradicionalmente el profesorado plantea un examen con preguntas, en muchos casos memorísticas, por lo que el alumnado lee el libro memorizando detalles y no siempre disfruta de la lectura. Así lo explicaba el profesor Cristian Olivé en un artículo para este blog: «Desafortunadamente, en los pocos casos en los que me sentía atrapado por las líneas que me acababa de leer, la experiencia se veía truncada por el remate de exámenes estrictos en los que debía demostrar si me lo había leído bien o mal. Como si, y aquí reside una de las cuestiones fundamentales, leer correctamente tuviera que ver con prestar atención a los detalles más irrelevantes de la historia».

 

Fomentar el placer por la lectura nos parece fundamental, y no podemos dejar que un examen de lectura lo entorpezca. Por eso proponemos diferentes formas de evaluar una lectura obligatoria sin hacer un examen.

1. Debate

Una manera de saber si el alumnado ha leído el libro es pedirles que nos lo cuenten oralmente. Pero podemos ir más allá y averiguar también si, gracias a la lectura, han obtenido algún aprendizaje. Esto es más difícil de lograr con un examen de lectura, pero es fácil de detectar si organizamos un debate sobre el libro. ¿Cómo hacerlo? En un saco pequeño o bolsa ponemos unos papelitos doblados que contengan preguntas o reflexiones sobre el libro. Podemos preguntarles qué hubiesen hecho ellos y ellas en un momento concreto de la historia, si están de acuerdo con el comportamiento de un personaje concreto o qué opinan de la actitud del o la protagonista ya que, dependiendo del libro, las cuestiones variarán.

El alumnado se sienta en círculo y vamos pasando la bolsa para que cojan un papel. Después, la primera persona lee su pregunta, responde lo que considere y empieza el debate. Cuando se agote la conversación sobre una pregunta, se pasa a la siguiente. Viendo los ejemplos que ponen y los argumentos que esgrimen será fácil detectar quién ha leído el libro y quién no lo ha hecho.

2. Reseña en papel, video o audio

Reseñar el libro es otra buena opción para saber quién lo ha leído. Es cierto que podemos encontrar muchas reseñas en Internet, pero podemos pedir al alumnado que incluya un párrafo explicando algún detalle personal como cuál es su personaje favorito y por qué, si se ha sentido identificado o identificada en algún momento con alguna de las tramas o qué hubiese hecho si se tuviese que poner en el papel de alguno de los o las protagonistas.

Para hacerlo más divertido, podemos proponer que las reseñas sean en video o simulando un programa de radio, como os contamos aquí. Cada una de las modalidades tiene sus ventajas. Haciéndola en papel trabajamos la expresión escrita, mientras que en las grabadas podemos trabajar la expresión oral, pero también la planificación y el trabajo con TIC.

 

3. Artículo del blog recomendando el libro

Hace unas semanas os contábamos en un post como hacer blogs gratuitos en el aula. Esta es una buena oportunidad para usar una de estas herramientas y evaluar la lectura sin necesidad de hacer un examen. Parecido a la reseña, la idea es que los alumnos y alumnas suban textos al blog del aula y que luego escriban comentarios y aporten aspectos a las reseñas del resto.

Esta actividad puede hacerse como única manera para evaluar la lectura obligatoria sin examen o puede ser un complemento al debate, pues el alumnado puede completar sus reseñas con reflexiones suyas o del resto de compañeros y compañeras. También puede servir para resumir las conclusiones del debate o incluso para profundizar en alguno de los temas que se hayan tratado durante la conversación. Como en el caso anterior, la inclusión de las TIC puede resultar divertido para el alumnado y fomentar las ganas de leer.

4. Crear una cuenta de Instagram ficticia de los protagonistas

Una actividad que puede ser complementaria a las anteriores es la de utilizar las redes sociales para trabajar el libro. Una sugerencia para evaluar la lectura sin examen es la de que el alumnado abra una cuenta de Instagram como si fuese uno de los protagonistas del libro. En ella pueden compartir frases del personaje, dibujos que hagan de alguna escena del libro o cualquier elemento relacionado con la lectura y que demuestre que han leído el libro.

También sería interesante que el alumnado interactúe con el resto de compañeros y compañeras y tengan conversaciones sobre el libro. Las cuentas deberán ser privadas y siempre supervisadas por el personal docente. Podemos establecer un plan de publicaciones y pedir que se pongan una o dos a la semana, y también establecer pautas sobre los comentarios que se deben hacer.

 

5. Hacer una línea del tiempo con los acontecimientos más importantes del libro

Esta idea también ayuda a evaluar la lectura sin hacer un examen memorístico. El objetivo es elaborar una línea del tiempo que recoja los acontecimientos más importantes de la historia. No es necesario incluir la fecha exacta, simplemente ordenarlos y escribir qué personajes intervienen. Después, se pueden comparar los trabajos de los diferentes alumnos y alumnas y ver si todos han elegido los mismos hechos.

Esto también puede suscitar un debate parecido al de la primera actividad propuesta. Podemos debatir sobre por qué consideran unos hechos más importantes que otros, qué peso tienen en la historia, qué acontecimientos suponen un punto de inflexión en la trama… Las posibilidades son infinitas y, sin darse cuenta, el alumnado estará revelándote si se ha leído o no el libro sin necesidad de un examen.

Y si quieres consejos sobre qué libros recomendar, recibir muestras y otros recursos apúntate a Mis Lecturas, el servicio de Algar editorial para docentes.

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2021 2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal