Algar Editorial

Aprender de manera divertida sin salir de casa

24 de marzo de 2020

En este post os vamos a ofrecer algunos consejos para que podamos compartir momentos de ocio y aprendizaje con los más pequeños. Una forma de aprovechar el tiempo en estos días en los que todos y todas debemos quedarnos en casa.
Porque no sólo es importante ocupar el tiempo con todo tipo de actividades, también es importante hacerlo de forma útil y que ello nos sirva para poder aprender, grandes y pequeños.
Aquí os dejamos una lista con 5 consejos para estos días, que nos sirvan en nuestra actividad diaria tanto a la comunidad docente como a los padres y madres que en estos momentos no saben cómo lidiar entre su actividad profesional, el confinamiento, el cuidado de los pequeños y que éstos continúen su actividad formativa con relativa calma.

  1. Lo primero que tenemos que hacer, y así lo aconsejan la mayoría de expertos, es establecer un horario para mantener una serie de rutinas diarias. ¡Atención! No se trata de obsesionarse con el horario, son días excepcionales para todo el mundo, debemos respetar un pequeño desajuste sin descuidar la rutina. Antes de esta situación particular ya teníamos un horario marcado para levantarnos, arreglarnos, desayunar, ir a clase o al puesto de trabajo, etc. Por ello tenemos que intentar seguir con unas pautas fijas pero comprendiendo que debemos tratar de ser flexibles y adaptarnos a pequeñas variaciones.
    Como consejo: organicemos actividades de mayor concentración por la mañana y otras más suaves y más dinámicas para la tarde. ¿Queréis hacerlo bonito? Os recomendamos esta aplicación: https://www.canva.com/.

  2. Debemos intentar que sigan haciendo tareas, se encuentran en una etapa de aprendizaje y no debemos descuidar ese aspecto. Existen muchas plataformas y aulas web para poder realizar actividades, pero, ¡cuidado! No se trata de aburrir a los niños con un montón de deberes. Cuando decidamos entrar a utilizar alguna de estas plataformas, que sea como parte de un proyecto mayor. 
    Por ejemplo: Esta mañana vamos a conocer los animales del mar. A partir de este tema, organicemos diferentes actividades (manualidades, lecturas, visionado de audiovisuales...). Siempre les motivará más ser ellos los que elijan al tema. ¿Y si les preguntamos la tarde de antes? Podemos dar un abanico de 3-4 opciones para que ellos elijan, en función de su edad y conocimiento. De hecho puede ser una actividad para compartir entre varios hermanos, los más pequeños pueden aportar la parte más visual y los que tengan más edad sumarán conocimientos más teóricos o curiosidades sobre el tema escogido.
    Recuerda también que es muy interesante preguntarles, antes de empezar, qué saben del tema. Si tienes oportunidad, puedes, incluso hacer una pequeña grabación. Al terminar el día, podéis volver a verla y comentar todo lo nuevo aprendido.

  3. Leer por diversión. Invitarles a leer estos días es una gran opción, pero tampoco podemos caer en la tentación de empujarles a la biblioteca por la fuerza. La lectura, en todas las edades, debe ser algo que se realice por vocación e interés personal, no una obligación impuesta. Actualmente es algo más complicado cambiarles la pantalla de la tablet o televisión por un libro. Una actividad para acercarnos a los libros puede ser dedicar un buen rato a organizar la biblioteca familiar por temas y géneros. Y así vamos comentando opciones que disponemos para leer. Otra actividad, puede ser la elaboración de un exlibris con el que marcaremos cada uno de los libros leídos durante la cuarentena.

  4. El teatro o la lectura dramatizada pueden ser también una actividad muy divertida con la que nos acercamos a la lectura. ¿Y si buscamos un fragmento teatral, preparamos unos sencillos disfraces o complementos, y preparamos un pequeño espectáculo casero?
    ¡En esta actividad podemos participar todos los miembros de la casa! En la colección Calcetín de Teatro podéis acceder a los primeros fragmentos de libros.

  5. Igual que tú necesitas contactar con tus amigas, amigos, padres, familia, compañeros de trabajo; ellos también necesitan saber que hay actividad más allá de las paredes de su casa. Con todos los medios que disponemos, es recomendable que los y las más peques de casa hablen con más gente, e incluso que les enseñen qué han hecho hoy. ¿Y si en nuestra conexión diaria, mostramos al resto de amigos y amigas el resultado de nuestro trabajo? Sin duda, el reconocimiento de los demás es un gran aliado para la motivación y para seguir trabajando.

Además de estos pequeños consejos, no olvidéis plantear actividades que impliquen mover el esqueleto como bailar, hacer ejercicio en familia, salir a aplaudir al balcón... ¡y cualquier actividad que nos haga pasarlo bien!

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal