Algar Editorial

Cómo detectar los trabajos copiados

19 de junio de 2020

Nadie pone en duda que cada vez hay mayor cantidad de información por internet, de más calidad y más específica. Esto sin duda es una buena noticia para docentes y alumnos, ya que supone una gran ayuda para ampliar y profundizar mucho en los conocimientos, posibilitando la realización de trabajos académicos muy completos, de calidad y con una fluidez y rapidez impensable hace apenas una década.
Pero disponer de tanta información y de un modo tan accesible desde cualquier punto con conexión a la red, presenta un importante inconveniente: los alumnos pueden caer en tentación de limitarse a plagiar de las múltiples fuentes de internet. Se trata del temido copia-pega o copy taste.
Es importante que los profesores detecten, impidan o limiten esta práctica, puesto que se trata de un atajo fácil con muy poco valor real para los alumnos. Además de ser un truco injusto para otros chicos o chicas que sí hacen el esfuerzo de contrastar fuentes y redactar un trabajo con sus propias ideas, reflexiones y estilo de redacción.
Para evitar esto, la propia red nos ofrece también la solución: el detector de plagio. Se trata de un software informático, de uso online y muchas veces gratuito, al menos en sus versiones básicas, que detecta rápidamente si un alumno ha plagiado un trabajo y en qué partes y porcentajes concretos.

Recursos para detectar el plagio de trabajos

Afortunadamente, la propia red nos ofrece también la solución que ella misma ha provocado: el detector de plagio. Se trata de aplicaciones de uso online y muchas veces gratuito al menos en sus versiones básicas, que sirve para detectar rápidamente si un alumno ha plagiado un trabajo y en qué partes y porcentajes concretos.
El funcionamiento de estos programas especializados en el control de plagio es bastante similar: se introduce el trabajo del alumno y el software rastrea por la red en busca de similitudes con otros trabajos, arrojando unos resultados detallados: textos, copiados, fuentes de las que se ha plagiado, porcentaje de coincidencias, etc.

Veamos algunos de los programas de este tipo más populares entre la comunidad docente:



1. Plagium

Es uno de los programas para detectar plagios más sencillos y básicos, pero tiene la ventaja de disponer de una versión gratuita (para análisis más exhaustivos cuenta con diversa opciones de pago) y es muy fácil de usar: solo hay que copiar el texto que se desea revisar.

2. Copyscape

Una herramienta muy útil para evitar el plagio con un doble valor: por un lado, permite comprobar si un texto es original o ha sido copiado y de qué fuentes y por otra parte, se puede programar para que nos mande notificaciones en el caso de que un texto propio sea copiado por otros usuarios y lo suba sin permiso a internet.

3. Crosscheck

El objetivo de este programa, además de evitar plagios de textos científicos, es intentar hacer más accesible el contenido de las publicaciones académicas, siempre cumpliendo la normativa sobre derechos de autor, obligatoriedad de citar fuentes y autores, etc.

4. Scan my Essay

Este programa destaca por su facilidad para saber la procedencia exacta de la información detectada como plagio y, además, tiene un valor añadido: permite descargar el informe de plagio para que sea fácil de enviar a otras personas interesadas.

5. PlagScan

Un software prácticamente infalible para detectar trabajos copiados de internet, que permite incluir documentos en formato Word o incluso txt. Tiene, además, mucha funcionalidades adicionales.

6. DupliChecker

Se trata de una aplicación básica y bastante limitada, ya que solo permite verificar textos de un máximo de 1.000 palabras, pero que, en cualquier caso, ayuda al profesorado a salir de dudas rápidamente sobre si algún texto de sus alumnos es o no original

7. Paper Rater

Aplicación multiusos, puesto que además de detectar el plagio de los trabajos, permite comprobar y corregir la gramática y los signos de puntuación.


8. Dupli Checker

Otro detector de plagios fácil de usar, efectivo y gratuito con una versión gratuita bastante completa que permite verificar 50 textos al día.

9. Copyleaks

El punto diferencial de esta plataforma es que cuenta con una aplicación para móviles, lo que facilita y flexibiliza su uso. Su principal inconveniente es que solo son gratuitas las 10 primeras páginas.

10. Plagiarisma

Se trata de un detector de plagios gratuito especializado en ensayos y trabajos de investigación. Es muy rápido y se puede usar en cualquier buscador.

Cómo abordar el plagio de trabajos de forma pedagógica

En los últimos tiempos se está produciendo un cambio de paradigma a la hora de manejar y buscar soluciones para los problemas de plagios de trabajos académicos. Ya no se trata tanto de imponer sanciones, sino de intentar ayudar al alumno a evitar copiar (en ocasiones se hace de forma automática o inconsciente) e implicarlo en la solución del problema con debates, aportación de ideas y buscando soluciones consensuadas entre docentes y alumnos.
Clarificar las tareas lo más posible y no exigir a los alumnos trabajos o tareas difíciles de asumir, tanto en calidad como en cantidad, son dos de los sistemas más efectivos para luchar contra el plagio de un modo natural.
También es muy importante que la dirección del centro defina claramente su política sobre plagios, es decir, qué se considera copia y qué no y, por lo tanto, puede considerarse aceptable.
En definitiva, se trata de entender el plagio, dentro de unas reglas y límites por supuesto, como una oportunidad educativa y no como una trampa que debe ser perseguida implacablemente.

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal