Algar Editorial

«Creo que nuestro entorno es nuestra primera fuente de inspiración y que la realidad habitualmente supera la ficción». Entrevistamos a Rocio Bonilla

25 de marzo de 2020

En 2015 llegaba a las librerías ¿De qué color es un beso?, un álbum escrito e ilustrado por Rocio Bonilla. El libro contaba la historia de Minimoni, una niña divertida y despierta a la que le encanta pintar: sabe pintar de todo, desde cielos azules hasta plátanos amarillos, pero nunca ha pintado un beso y se pregunta de qué color deben ser... La obra pronto se convirtió en un éxito de público y también de ventas. Cinco años después, Minimoni ha conquistado ya a más de 500.000 lectores en todo el mundo.
Sin embargo, éste no fue el primer trabajo en solitario de Bonilla, que se estrenó en el mundo editorial con Cara de pájaro. Con una carrera bien consolidada a sus espaldas, Rocio presenta ahora su nuevo trabajo, Abuelos, pirañas y otras historias, un homenaje a nuestros mayores y a la relación que establecemos con ellos cuando somos pequeños.


Una mirada positiva sobre la vejez

Rocio Bonilla tiene claro el importante papel que juegan los abuelos y las abuelas en las vidas de sus nietos y nietas. Por eso, su nuevo álbum ilustrado es un irónico y original homenaje a nuestros mayores. «Es un álbum que habla de transmisión de abuelos a nietos, de las complicidades y las sinergias que se generan entre ellos», explica la ilustradora.
Abuelos, pirañas y otras historias, pretende, así, lanzar una mirada positiva sobre la vejez. Como viene siendo habitual en sus trabajos, Bonilla nos deja un mensaje lleno de ternura y humor, esperanzador y alegre. «Cuando creo una historia busco que me emocione e intento buscar la mejor manera de transmitirla para que también emocione al lector», explica. Pese a todo, reconoce que, al escribir, nunca piensa en transmitir un mensaje en concreto: «sobre todo porque, cuando el libro sale de tus manos, pierdes absolutamente el control». Así pues, es cada lector quien debe hacer su propia interpretación personal de la lectura.

El nacimiento de Minimoni

Minimoni fue quien que catapultó a Bonilla al estrellato. Desde la primera aparición del personaje, la ilustradora catalana no ha dejado de cosechar éxitos. Curiosamente, la protagonista de ¿De qué color es un beso? está basada en una niña de carne y hueso: «¡Minimoni es un personaje real! Está inspirado en mi sobrina Mònica, cuando era pequeña. Ahora ya tiene dieciocho años», cuanta la autora.
La ilustradora confiesa que hizo su primer esbozo del personaje cuando ni siquiera había empezado a publicar libros y, más adelante, lo recuperó para acercar sus historias al público infantil. «Me fascina el universo que los niños y niñas tienen en la cabeza –añade- Intento pensar como ellos y vuelvo a sentirme un poco niña yo también».


Un proceso creativo para cada tipo de proyecto


En la mayoría de sus trabajos, Bonilla se encarga de realizar tanto las imágenes como los textos, aunque ha colaborado puntualmente con escritoras como Eulàlia Canal o dibujantes de la talla de Oriol Malet. «Son dos maneras muy diferentes de trabajar, pero probablemente sea más sencillo sólo ilustrar porque, al tener un texto escrito, tienes un punto de partida, una dirección», explica.
Según añade la ilustradora, cuando trabaja ambos aspectos de los relatos, su proceso creativo es totalmente diferente. Para ella, trabajar desde cero implica muchas más decisiones y el orden del trabajo no es el mismo. «No se trata de escribir un texto y después ilustrarlo. Tienes que trabajar a partir de una idea, tienes que crear un concepto y desarrollar texto e ilustraciones como parte de un todo, como un conjunto. Las imágenes y las palabras crecen juntas y tienen que estar al servicio de este concepto».

«Minimoni es un personaje real!
Está inspirado en mi sobrina Mònica,
cuando era pequeña»


Inspiración y nuevos formatos


Si preguntamos a Bonilla de dónde le vienen las ideas, lo tiene claro: «Creo que nuestro entorno es nuestra primera fuente de inspiración y que la realidad habitualmente supera la ficción. Yo, particularmente, necesito escribir sobre cosas que conozco para sentir que la historia es honesta». Por eso, con su estilo tierno y emotivo pero, a la vez, gamberro y lleno de humor, la artista intenta reflejar situaciones por las que ha pasado como madre.
El éxito tanto de ¿De qué color es un beso? como de todos los álbumes ilustrados que le han seguido augura un gran futuro para la autora que, de momento, ya ha podido ver alguna de sus historias adaptada a otros formatos, como libros de cartón o, incluso, obras de teatro. «Es una experiencia sorprendente», afirma. Eso sí, para saber si, después de ¿Te aburres, Minimoni?, podremos descubrir más historia de su pequeña protagonista, tendremos que esperar y conformarnos con un «Quizás…». Crucemos los dedos.


«Cuando creo una historia busco
que me emocione e intento buscar
la mejor manera de transmitirla para
que también emocione al lector».

 

Biografía


Rocio Bonilla (Barcelona, 1970) es licenciada en Bellas Artes y se inició como ilustradora en el mundo editorial con Cara de pájaro, su primer álbum en solitario, publicado en Algar. Además, es autora del éxito internacional, traducido a más de veinte idiomas y con más de 500.000 lectores en todo el mundo, ¿De qué color es un beso? En Algar ha publicado también La montaña de libros más alta del mundo, Los fantasmas no llaman a la puerta -junto a la escritora Eulàlia Canal-, Max y los superhéroes -con el dibujante Oriol Malet-, ¡Hermanos! y ¿Te aburres, Minimoni?, entre otros.

Abuelos, pirañas y otras historias es un homenaje irónico y original a los abuelos y abuelas y a la relación que establecemos con ellos.

Los álbumes de Rocio Bonilla se han traducido a más de veinte idiomas y
han conquistado a más de 500.000 lectores en todo el mundo.

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal