Algar Editorial

Salud mental en la infancia y la juventud

7 d'abril de 2021

Las consecuencias de la crisis derivada del coronavirus tocan aspectos de nuestra vida que van más allá de haber contraído o no la enfermedad. El confinamiento y las medidas de seguridad sanitarias, necesarias para frenar la expansión del virus, están provocando lo que ya casi es una segunda pandemia: el aumento de los problemas de salud menta en niños, las niñas y adolescentes. Según apuntan los expertos, la gente joven es especialmente propensa a sufrir este tipo de problemas.

La aparición de la ansiedad y los nervios; el aumento de migrañas y de cefaleas, e incluso la depresión son, según los expertos, las consecuencias de una nueva normalidad que ya hace más de un año que se alarga y que tiene muy poco de normal. La socialización es una pieza clave de la infancia y la adolescencia y su limitación puede acarrear trastornos más graves de lo esperado en los más jóvenes.

Pérdidas de espacios de socialización

Aunque es cierto que la juventud tiene mayor facilidad para adaptarse a los cambios, también lo es que la vida de los pequeños y adolescentes es la que más ha cambiado con la llegada del coronavirus. Cuando en marzo de 2020 el mundo se paró, los más jóvenes dejaron de asistir presencialmente a las aulas. Este hecho les privó no solo de una rutina sostenida en el tiempo, sino también de su principal espacio de socialización.

Con el inicio del nuevo curso llegaron las nuevas medidas y en la mayoría de centros educativos se instauró la docencia semipresencial, lo que supone no asistir a clase todos los días. Pero no solo eso, los días de asistencia las medidas preventivas dificultan la socialización habitual, ya que ahora el alumnado debe sentarse solo en su mesa y se han limitado las actividades grupales. Es decir, se ha vuelto a los centros educativos, pero en unas condiciones en las que se reducido de manera significativa la capacidad de socializar en ellos, a la que se debe sumar la limitación de las reuniones sociales y los toques de queda.

Salud mental en la escuela

Según apunta el estudio PSY-COVID 19, coordinado por la facultad de psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y realizado en más de 30 países; la sensación de aislamiento y soledad es uno de los principales daños causados por la pandemia. No se trata ya de la soledad objetiva, sino que el informe destaca la gravedad de la sensación de soledad subjetiva que sufren especialmente los menores. Esta soledad se refiere no al hecho de estar físicamente solo, sino a la sensación de aislamiento que provocan las dificultades de socialización.

El coordinador del estudio, Antoni Sanz, explica en un artículo en la publicación especializada DW que es este tipo de soledad precisamente la que puede conllevar la aparición de trastornos de salud mental en la gente joven, especialmente la depresión. De hecho, según los resultados preliminares del estudio, la población de entre 16 y 30 años es la que más sufre este daño colateral de la pandemia.

La escuela, el balón de oxígeno

Tanto para prevenir como para detectar estos problemas de salud mental la escuela juega un papel clave. Los trastornos, pese a no ser nuevos, se han acrecentado en esta época pandémica. Por ello, desde UNICEF ya se puso de manifiesto a principio de curso que es urgente abordar las necesidades de salud mental en la enseñanza.

Salud mental enseñanza

De hecho, cada vez más docentes muestran en público y en privado su preocupación por cómo la llamada «fatiga pandémica» está afectando a su alumnado. El profesor e influencer Cristian Olivé recogió hace unas semanas en Instagram, mediante una encuesta, las percepciones de colegas de profesión que notan como el alumnado está cada vez más triste y apático.

En el documento redactado por UNICEF, cuyo objetivo es ayudar a mantener la seguridad frente al virus en las aulas, se recogen una serie de medidas para luchar contra los problemas de salud mental en la escuela. En primer lugar, pone el foco en las autoridades educativas, a las que insta a dar un apoyo especial a los centros educativos para que puedan abordar las necesidades de salud mental y apoyo psicológico de los más pequeños y adolescentes.
UNICEF insiste en que hay que reforzar la atención, los recursos y las estrategias dirigidas a detectar los problemas de salud mental en el alumnado que ya era considerado vulnerable antes de la pandemia. Pero no solo eso, además la organización considera prioritario que desde las aulas se analice si la COVID-19 o sus consecuencias sociales –desempleo, confinamiento…– han generado nuevos grupos vulnerables o factores de vulnerabilidad.

Por todo ello, la organización ya instaba a principio de este curso escolar a implementar un plan de identificación de necesidades educativas especiales, adaptadas a la nueva situación. Dicho plan consistiría en emprender un programa de educación acelerada, flexible y adaptado a diferentes edades, con el objetivo de dar acceso a la educación a niños, niñas y adolescentes desfavorecidos, sin escolarizar o que sobrepasen la edad correspondiente a su nivel educativo.

En definitiva, en lo que coinciden todas las personas expertas es en la importancia de la prevención y de estar alerta ante los cambios de comportamiento de los niños y los jóvenes. Dentro de el estrecho margen de posibilidades que deja la pandemia, hay que favorecer un clima de diálogo y socialización para la juventud y la infancia, y una escuela dotada con suficientes recursos puede ser la pieza clave para conseguirlo.

Si queréis trabajar cuestiones de salud mental en niños y adolescentes en las aulas os recomendamos estas lecturas:

Mi asperger y yo

 libro sobre asperger

La tercera oportunidad

 La tercera oportunidad

El cuerpo deshabitado

 El cuerpo deshabitado


FUENTES:
Cada vez más solos: el impacto de la pandemia en la salud mental | Coronavirus | DW | 26.02.2021

Coronavirus: Las secuelas de la pandemia en la salud mental de los adolescentes | Actualidad | Mamas & Papas | EL PAÍS (elpais.com)

Unicef alerta de que el confinamiento ha puesto en riesgo la salud mental de 332 millones de niños y jóvenes (infosalus.com)

http://www.infocop.es/view_article.asp?id=9914

Comparte este artículo

Busca en nuestro blog

Suscríbete a nuestra newsletter especial para docentes

Archivo del blog

2021 2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal